≡ Menu

Los Beneficios Del Yoga Para Mujeres Embarazadas

Yoga y embarazo
Regístrate para recibir nuestros artículos por correo.
  • Técnicas de meditación y relajación
  • Consejos sobre alimentación saludable
  • Ejercicios de Yoga, posturas y filosofía
¡Súmate a una comunidad de gente que ama el Yoga y la vida en armonía!

Cuando las mujeres viven el milagro de tener un hijo en su vientre, por lo general atraviesan meses de profundos cambios, crecimiento, maduración e inestabilidad emocional inexplicable. Cualquier persona adulta, sana y equilibrada, nunca esta sujeta a tantas modificaciones como durante ese estado. La práctica del yoga contribuye a encontrar bienestar físico, mental y emocional de las mujeres embarazadas.

Conservar la salud durante ésta etapa, aumentado las posibilidades de llegar a un parto natural y activo, seguido de una rápida recuperación, es posible mediante el bienestar físico y mental que proporciona el yoga, ya que a través de sus diferentes posturas, técnicas de respiración consciente y relajación, se consigue una conciencia tanto del cuerpo físico como del mental, lo que favorece un buen desarrollo del embarazo y bienestar del bebé.

Además, realizar ejercicios de forma regular contribuye a evitar el estrés, descargar la tensión diaria y proteger la espina dorsal, de manera que el cuerpo se pueda amoldar con facilidad a los cambios. A medida que se logra un mayor nivel de flexibilidad y libertad de movimientos, las mujeres embarazadas lograrán estar cada vez más cómodas en las posiciones, lo que ayudará en el futuro a hacer frente a dolorosas contracciones y contribuirá instintivamente a emplear el cuerpo en el momento de dar a luz.

Suscríbete y recibe en tu buzón de correo los mejores artículos sobre Yoga, alimentación, meditación y vida sana.

 

Acompañamiento del Yoga Durante las Etapas del Embarazo

A modo de resumen, se podría establecer que los cambios en las mujeres embarazadas se dan de la siguiente manera:

–          Trastornos como mareos, nauseas, vómitos y molestias en general

–          Transformaciones físicas en lo que respecta a la forma y tamaño del cuerpo

–          Dificultades de movimiento, molestias en el bajo vientre y ansiedades relacionadas con el nacimiento

El trabajo en relación al cuerpo acompaña en este tránsito y le permite a la embarazada jugar con todas sus posibilidades de enriquecimiento tanto físicas como emocionales y espirituales, siendo una ayuda fundamental en sus dificultades. En la gran mayoría de los casos, el crecimiento del bebé ocasiona molestias de diferente intensidad para cada mujer, por lo que con el yoga se deberá estimular la búsqueda de nuevas posturas que permitan evitarlas y aliviarlas, aceptando el mayor tiempo de descanso que necesite para sentirse bien.

La zona lumbar de la columna vertebral es una de las partes del cuerpo que más atención requiere durante el embarazo debido al aumento de la lordosis que generalmente aparece como consecuencia del desplazamiento de la pelvis, a raíz del crecimiento del útero. Desde el yoga, se buscará realizar ejercicios de rectificación, especialmente de la región lumbar, y otros varios para mejorar la postura del cuerpo. La columna vertebral es el soporte central del cuerpo y, durante el embarazo, se pierde estabilidad y armonía, por lo que los ejercicios en el suelo son ideales para tomar conciencia de este importante punto neurálgico.

Para concluir, se podría establecer que no existe un “yoga para embarazadas”, sino una adaptación en las asanas (posturas), respiraciones y otras prácticas varias que se amoldan a las necesidades de la futura madre, buscando, de esta manera, acompañar desde la paz, la armonía, y tranquilidad que el yoga le brinda a muchas personas en todo el mundo.

 

Foto: Bettina Neuefeind 

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment