≡ Menu

Plan de alimentación para practicantes de yoga

Alimentación-en-yoga
Regístrate para recibir nuestros artículos por correo.
  • Técnicas de meditación y relajación
  • Consejos sobre alimentación saludable
  • Ejercicios de Yoga, posturas y filosofía
¡Súmate a una comunidad de gente que ama el Yoga y la vida en armonía!

Una alimentación saludable y balanceada es fundamental cuando hablamos de incorporar el yoga en nuestra vida de una manera genuina y transformadora. En efecto, más allá de una práctica esporádica, “hacer yoga” supone la adopción de una forma de vida plena de conciencia, armonía y amor propio. En este breve artículo haremos algunas sugerencias para incorporar una dieta saludable que respete los principios fundamentales del yoga.

La alimentación de un practicante de yoga debe ser, necesariamente, vegetariana. Esto es indiscutible debido a la importancia de incorporar el espíritu del “ahimsa”, término que en sánscrito significa no-violencia. Si bien el respeto por los animales se encuentra en los orígenes del yoga, optar por una dieta vegetariana obedece al proceso de auto-conocimiento que sucede a través de la práctica del yoga. De hecho, el sistema digestivo del ser humano no está diseñado para comer animales: nuestros intestinos son demasiado largos, semejantes al de los animales herbívoros, por lo cual la carne animal permanece mucho tiempo en nuestro aparato digestivo, descomponiéndose a medida que intoxica nuestro organismo. En este sentido, ofrecemos aquí unas opciones diarias de alimentación tanto vegetarianas como veganas para suplir todas las necesidades del ser humano.

Alimento al despertar: un vaso de agua tibia con limón (perfecto para limpiar el aparato digestivo y prepararlo para recibir los alimentos que consumiremos a lo largo del día.) Es importante consumir por lo menos dos litros de agua en la mañana para compensar la deshidratación que sufre nuestro cuerpo mientras dormimos; una buena cantidad de agua en la mañana ayudará a descongestionar las vías respiratorias, aliviando sinusitis y dolores de cabeza.

Suscríbete y recibe en tu buzón de correo los mejores artículos sobre Yoga, alimentación, meditación y vida sana.

Desayuno: 1) Batido de banano, cacao y dátiles; 2) Pan de quinua con aguacate y queso de cabra; 3) Avena con semillas de chía y sésamo 4) Ensalada de frutas con los colores del arcoíris para estimular los siete centros energéticos

Almuerzo (no mezclar el alimento sólido con las bebidas; esperar mínimo media hora después del almuerzo para beber un té que facilite la digestión): 1) Sopa de zapallo con germinados; 2) Ensalada de aguacate y aceitunas 3) Tortilla española con espinacas y champiñones; 4) Humus de garbanzo y berenjena con panes de doce granos; 5) Curry de coco con vegetales

Cena (importante dejar dos horas entre la cena y la hora de descanso; idealmente no cenar después de las ocho de la noche): 1) Yogurt con galletas de linaza 2) Sopa de raíces chinas y tofu; 3) Bowl de papaya y leche de almendras; 4) Chapati con tahine, tomates secos y té sin cafeína

Entre cada comida recomendamos consumir algún fruto seco (nueces, pistacho, marañones o maní). Esta dieta recomendada suple todas las necesidades alimenticias (proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales) mas debe ser complementada con alguna actividad física que permita desintoxicar el organismo. Lo fundamental aquí es comprender que la comida, como decía Hipócrates, es nuestra medicina; en ese sentido, se trata de ingerir cualquier alimento con la conciencia de que nuestro cuerpo necesita nutrirse de manera amorosa para poder vibrar a la misma frecuencia de nuestro espíritu.

 

Artículo escrito por Daniel Matallana

Profesor certificado por la Yoga Alliance International

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment