≡ Menu

El yoga y la alimentación. Las ventajas de ser vegetariano.

Yoga y vegetarianismo
Regístrate para recibir nuestros artículos por correo.
  • Técnicas de meditación y relajación
  • Consejos sobre alimentación saludable
  • Ejercicios de Yoga, posturas y filosofía
¡Súmate a una comunidad de gente que ama el Yoga y la vida en armonía!

La dietética es una ciencia compleja y difícil de concretar para muchos, pero en realidad, en este tema todo es muy personal y depende de cada caso particular.

Para el yoga, el ser humano debe dejar de consumir todo tipo de carne y todo lo que tenga sangre, como los huevos.

El acto de comer carne viola el punto de vista de la armonía y la paz que la disciplina promueve. El ser humano no necesita matar a ningún animal para vivir una vida saludable y sustentable. Existen un montón de estudios que demuestran que las personas vegetarianas son tan o más saludables que aquellos que no lo son.

Suscríbete y recibe en tu buzón de correo los mejores artículos sobre Yoga, alimentación, meditación y vida sana.

Entonces, si comer carne es una opción, ¿por qué hacerlo? 

Una persona no puede vivir en plenitud y en armonía con el entorno y el universo cuando es implícitamente cómplice de la muerte de otros seres animales. El yoga es tajante en el hecho de que comer carne y vivir una vida consciente es totalmente incompatible.

La controversia de los distintos relatos

Los entendidos en la materia aseguran que las personas estamos hechas para ser vegetarianas mientras que otros aseguran que es fundamental consumir alimentos de origen animal. La realidad es que los seres humanos son omnívoros, hechos no sólo para sobrevivir sino también para ingerir una amplia variedad de alimentos. Por este motivo, los defensores de las dietas más populares se basan en un principio poco sano: que el organismo humano se altera con facilidad si no se consumen los alimentos o combinaciones de alimentos de manera correcta. Pero si crees en estas suposiciones es que estás subestimando la resistencia natural de tu cuerpo y la capacidad de adaptación que tiene.

En relación al consumo de alimentos de origen animal vamos a señalar algunos inconvenientes que tienen estos productos, sobre todo la carne. En primer lugar contiene un exceso de proteínas que perturba el metabolismo y provoca la producción de toxinas que aumentan el acido úrico y la pérdida de calcio. Además sería imposible alimentarse solo con carne excluyendo todo alimento vegetal.

La carne, el pescado y los huevos tienen una característica común: son alimentos que se pudren muy pronto. El mayor inconveniente de la putrefacción no proviene de la alteración del gusto, sino de las toxinas producidas por las bacterias de la putrefacción. Si deseas, a pesar de todo, continuar con el consumo de carne, pescado y huevos, al menos respeta estas sencillas reglas:

  • Intenta no sobrepasar los 100 g. de carne al día.
  • Evita alimentos como los embutidos y la carne procesada industrialmente ya que contienen conservantes que dañan al organismo.
  • Para frenar el desarrollo de las bacterias de la putrefacción y regularizar tu intestino consume con regularidad fermento láctico como el yogurt.
  • Recuerda que tus abuelos no consumían apenas carne y se han conservado sanos durante muchos años.
  • Primero debes ser vegetariano de espíritu antes que ser vegetariano  en la mesa. Procura documentarte y comprueba que no solo es posible vivir sin consumir carne sino que además este está practica te aportará ventajas para tu salud.

La pregunta más formulada a este tema es: ¿Cómo se sustituye la carne? Y la respuesta es muy simple: Con nada! Debes revisar el conjunto de tu régimen alimentario y a través de algunas adaptaciones lo irás modificando paulatinamente.

Los cereales integrales, las legumbres, la leche y sus derivados, los frutos oleaginosos, sobre todo los de procedencia ecológica, y los derivados actuales como la leche de soja, la leche de avena o la leche de arroz, son suficientes para vivir de forma saludable.

Si has tomado la decisión de cambiar tus hábitos alimenticios y te has convertido en vegetariano nos gustaría que nos contaras tu experiencia sobre los pasos y el proceso de adaptación que has llevado a cabo. Te invitamos a contar a todos nuestros lectores tu caso en primera persona que ayudará a otros en sus propósitos.

 

Foto: Chiot’s Run

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment