≡ Menu

Ashtanga Yoga. El yoga de los ocho pasos.

Características del Ashtanga Yoga
Regístrate para recibir nuestros artículos por correo.
  • Técnicas de meditación y relajación
  • Consejos sobre alimentación saludable
  • Ejercicios de Yoga, posturas y filosofía
¡Súmate a una comunidad de gente que ama el Yoga y la vida en armonía!

Un estilo de vida

El yoga no es simplemente un sistema de ejercicios, puede ser todo un estilo de vida. Según la filosofía subyacente al yaga, las posturas no constituyen más que una de las ocho disciplinas. Para cosechar todos los beneficios del yoga, convienen practicarlo en el contexto de estos otros siete aspectos.

El Ashtanga Yoga se considera un sistema de vida completo que combina el silencio, la disciplina física y la filosofía práctica. Se originó en la India hace miles de años y fue el legendario Patanjali el que recogió en textos la recopilación de técnicas que permiten alcanzar la plenitud física y espiritual. Según este tratado, el Ashanga Yoga consta de ocho ramas igualmente importantes que se disponen jerárquicamente formando un árbol simbólico

Según las enseñanzas de Patanjali, los practicantes del Ashtanga Yoga deben abordar y conquistar todas las ramas del árbol para alcanzar todo su potencial físico y espiritual, y en consecuencia la paz duradera.

Suscríbete y recibe en tu buzón de correo los mejores artículos sobre Yoga, alimentación, meditación y vida sana.

Las ramas del árbol que conduce a la felicidad y paz interior

Las dos primeras ramas del árbol de Patanjali constituyen un conjunto de leyes morales y éticas por la cuales debe regirse la vida de un yogui. Las abstenciones o yamas forman la primera rama y constan de cinco preceptos morales. Promueven los principios de no mentir, no ser violentos, no ceder a los deseos carnales, no ser codiciosos y no robar. La segunda rama, conocida como niyamas, son las leyes éticas que rigen la conducta del yogui e incluyen reglas de austeridad, pulcritud, serenidad y dedicación.

Las siguientes dos ramas son la práctica de las posturas de equilibrio y las técnicas de respiración. La intensidad de las posturas de yoga enseña a dominar el cuerpo mediante la disciplina física, mientras que los ejercicios de respiración fortalecen el aparato respiratorio y enseñan al yogui a dirigir la fuerza vital o prana que todos tenemos. El dominio de las cuatro primeras ramas conduce al yogui a las ramas superiores, que se concentran en el ser interior.

La quinta rama, retracción del mundo material, aparta al yogui de las distracciones externas. Le sigue la concentración que disciplina la mente hasta que se vuelve unidireccional y se concentra adecuadamente. Así se abre la puerta a la meditación, la séptima rama, que permite al yogui alcanzar un estado de profunda relajación mental y emocional y concentrarse en el ser interior o alma. El estado de meditación se considera capaz de permitir al yogui ver más allá del maya, el poder ilusorio del mundo físico, con el fin de percibir y asimilar una verdad superior. La última rama del árbol de Patanjali es el logro de la unión con lo universal, lo que también se traduce como iluminación.

Son muchos los practicantes que han escrito tratados para sistematizar las distintas tendencias del yoga a los largo del tiempo pero el más conocido de todos fue el filósofo y yogui del Himalaya quien también fue una autoridad en medicina y gramática. El reputado e influyente texto de Patanjali todavía se publica en la actualidad y los hilos de este conocimiento se han trasmitido durante generaciones hasta formar la base de la práctica contemporánea del Ashtanga Yoga.

 

Más información sobre otros tipos de Yoga

 

Foto: Pedro Moura Pinheiro

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment