≡ Menu

Técnica de relajación “Detenerse en el presente“

Detenerse en el presente
Regístrate para recibir nuestros artículos por correo.
  • Técnicas de meditación y relajación
  • Consejos sobre alimentación saludable
  • Ejercicios de Yoga, posturas y filosofía
¡Súmate a una comunidad de gente que ama el Yoga y la vida en armonía!

El ser humano debe sentir afinidad con el mundo que le rodea porque de lo contrario se sentirá como en una cárcel donde las paredes lo tienen prisionero. En el momento en que se encuentre reflejado en todas las cosas de su entorno podrá captar con exactitud la verdad de su existencia cotidiana.

La atención es la capacidad de estar al tanto de todo aquello que se siente en momento tanto en la conciencia interna como externa. Estar pensando constantemente en el pasado, culpándose a sí mismo y juzgando todo lo que sucedió en el pasado le llevara a preocuparse excesivamente por el futuro y esto le puede conducir a una situación de estrés abrumadora. Para mantener la calma y centrarse en el momento presente se puede practicar la técnica de relajación que en yoga es conocida como “detenerse en el presente”.

Un texto antiguo traducido del sanscrito dice: “Disfruta del día de hoy porque es la vida. En el corto espacio de la vida están todas las verdades y realidades de la propia existencia, tanto el esplendor de la creación como la alegría del crecimiento. Piensa que ayer es solo un sueño y el mañana es solo una visión, disfruta del día presente porque ello te llevará a ver el ayer como un sueño de felicidad y el mañana como una visión de esperanza”.

Suscríbete y recibe en tu buzón de correo los mejores artículos sobre Yoga, alimentación, meditación y vida sana.

Y este es el principio máximo de esta técnica de relajación, vivir el presente como si no hubiera absolutamente nada más en el universo. Son muchos los que ven como se va diluyendo la existencia debido a la cantidad de tiempo que se dedica a pensar en las penas y desgracias del pasado lo que resta mucha energía para disfrutar plenamente del presente. También sucede lo mismo a los que viven obsesionados con el futuro que les impide experimentar la verdadera dicha del momento presente.

Para que se produzca esta relajación es importante cerrar los sentidos a los estímulos del exterior. Para ello hay una serie de ejercicios que provocan este estado basándose en el principio de desarrollarlos y sensibilizarlos lo máximo posible para poder aislarlos a continuación. Cerrar los parpados nos aísla completamente del mundo exterior siempre y cuando la luz ambiental no sea demasiado fuerte. Para aislar el oído debes concentrarte en cualquier sonido o ruido que oigas haciendo de tu oído un radar, al concentrarte en los más sutiles llegara un momento en que ya no oigas nada.

Cuando hayas conseguido aislar todos los sentidos te sentirás en un estado de relajación durante unos minutos que te permite entrar en contacto directo con la realidad y tomar conciencia de ella.

Te recomiendo leer el libro de Honoré, “Elogio de la lentitud” donde explica muy acertadamente como vamos dejando muchas cosas sin hacer por nuestro afán de hacer muchas cosas. Hay un párrafo del libro que describe a la perfección esta práctica: “Creo que vivir deprisa no es vivir, es sobrevivir”.

 

 

Más técnicas de relajación

Foto: Hotel Montecatini Terme

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment