≡ Menu

La meditación y el yoga

El yoga y la meditación
Regístrate para recibir nuestros artículos por correo.
  • Técnicas de meditación y relajación
  • Consejos sobre alimentación saludable
  • Ejercicios de Yoga, posturas y filosofía
¡Súmate a una comunidad de gente que ama el Yoga y la vida en armonía!

Con el fin de alcanzar el objetivo último del yoga, la iluminación, debes hacerte inmune a las distracciones provocadas por tus sentidos físicos. Sin embargo, apartar tu mente por completo de las preocupaciones materiales requiere de una gran capacidad de concentración.

La práctica de las asanas y el pranayama enseña disciplina física y esto te ayuda a moderar los deseos del cuerpo que de lo contrario te impedirían alcanzar la tranquilidad emocional. Es fundamental dominar las posturas físicas y las técnicas de respiración antes de pasar a las ramas superiores del árbol de Patanjali. Estas ramas son el retraimiento o pratyahara, dharana o concentración y dhayana o meditación.

La meditación se describe a veces como el espacio entre dos pensamientos porque aporta una sensación de quietud mental unida a una intensa concentración de la realidad, la mente está en paz pero muy alerta. Esto distingue el estado de meditación de la inactividad, cuando la mente se limita a vagar.

Suscríbete y recibe en tu buzón de correo los mejores artículos sobre Yoga, alimentación, meditación y vida sana.

Solo cuando tus pensamientos estén calmados y concentrados tu mente será capaz de alcanzar el estado de meditación. Esto te permite beneficiarte de la sensación de relajación al tiempo que te aporta una mayor percepción y conciencia de la realidad. La practica correcta despierta una sensación de poder interior, fomenta el rejuvenecimiento emocional y físico y, con el tiempo, puede conducirte a un esto de reparación de todo tu ser. Esto es la absorción o samadhi, el objetivo último del yoga.

Una de las finalidades del yoga es eliminar las perturbaciones de la mente “Yoga citta vritti nirodha”. Citta es mente, Vritti son perturbaciones y Nirodha eliminación. Para conseguir eliminar las perturbaciones de la mente se usan una serie de ejercicios de meditación que consigue con los años y mucha practica que esto se produzca.

En nuestra vida, desde que nacemos hasta que morimos, efectuamos actos cotidianamente, pero no solo se tienen en cuenta éstos, sino todos aquellos efectuados en otras reencarnaciones. Todos van dejando en nuestro interior un residuo, que es lo que se conoce con el nombre de Vàsanas. Para que puedas entenderlo mejor, imagina que colocas una flor entre dos paños, al retirarla habrá dejado en el tejido su perfume, no su huella, sino únicamente su fragancia. Esto es lo que ocurre con tus actos. La finalidad del yoga es limpiar tu mente de estas vàsanas. Y cuando te relajas, te concentras y meditas, empiezan a fluir sin parar.

Para evitar que los pensamientos te molesten en aquello que estas realizando hay dos posiciones: una del yoga de Patanjali, que es, apartarlos de la mente para que ésta se concentre pero esta técnica puede suponer un “acto de violencia”. Otra solución es observarlos, de forma imparcial, hasta que se marchen. Llegará un momento en que el espacio entre uno y otro sea largo y sin “violencia”, de manera que podrás fijar tu mente en aquello que deseas.

Pero tanto en uno como en otro caso, piensa que lo más importante es que consigas relajarte, si no llegas a este punto, los pensamientos no se pasaran, porque a cuanta más tensión, más intensidad de ellos.

¿Cómo meditar?

Existen una gran cantidad de técnicas de meditación y en esto, como en la vida, cada uno debe ser su propio maestro.

Una excelente técnica y muy sencilla es la siguiente: 

Siéntate en un lugar tranquilo, en el suelo o en una silla, como estés más cómodo/a.

Concéntrate en la respiración, tratando de mantener la mente en blanco. Cada vez que un pensamiento entre en un cabeza, simplemente obsérvalo sin actuar sobre él y vuelve a concentrarse en la respiración, en como el aire entra y sale de tu cuerpo.

Practica esta técnica todos los días durante tres meses tanto tiempo como puedas por día (5, 10, 15, 40 minutos, etc), nunca más de una hora.

En tres meses experimentarás cambios sensacionales en tu vida.

¿Por qué es necesario meditar por 3 meses hasta ver cambios?

La meditación es un entrenamiento mental. Piensa en el gimnasio, realmente empiezas a ver beneficios a los tres meses.

Los beneficios de la meditación son enormes, vivirás una vida más feliz y plena, en contacto con el mundo y con tu esencia. Tomarás mejores decisiones, estarás más saludable y vivirás plenamente consciente de lo hermoso que es la existencia.

 

Foto: Jose Luis Mieza Photography

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment