≡ Menu

Los Chakras. Las ruedas de la energía de vida

Chakras
Regístrate para recibir nuestros artículos por correo.
  • Técnicas de meditación y relajación
  • Consejos sobre alimentación saludable
  • Ejercicios de Yoga, posturas y filosofía
¡Súmate a una comunidad de gente que ama el Yoga y la vida en armonía!

Los chakras son un sistema holístico que permite comprender al ser humano en su complejidad física, emocional y espiritual. Según su etimología en sánscrito, la palabra Chakra significa ‘rueda’, es decir, un espacio interior por donde fluye la energía vital.

Proveniente de la antigua sabiduría del yoga, el sistema de los chakras propone que existen siete ruedas o centros de energía en el cuerpo humano, cada uno de ellos rigiendo sobre un aspecto distinto de nuestro ser. Los chakras inferiores corresponden a los planos más gruesos e instintivos, en tanto los chakras superiores aluden a una energía espiritual más sutil.

Cada chakra se asocia a la imagen de un mandala, a un color y a un mantra específico, a un elemento de la naturaleza y a un sentido físico. Tener un desequilibrio en alguno de los chakras puede llevar a bloqueos energéticos e incluso a enfermedades. En este sentido, la práctica del yoga influye en el desarrollo armonioso de cada chakra a fin de generar un estado global de bienestar, paz interior y felicidad.

Suscríbete y recibe en tu buzón de correo los mejores artículos sobre Yoga, alimentación, meditación y vida sana.

Aquí ofrecemos una descripción de cada uno de los chakras y enlaces donde puedes encontrar más información:

Los Siete Chakras

1- Chakra raíz (Muladhara)

Está ubicado en la base de la columna y su contenido principal se resume en la afirmación “yo soy”. Es el primer chakra en desarrollarse durante la gestación; por tanto, se trata de la conexión originaria con la vida y el instinto de supervivencia. Su color es rojo y su elemento es la tierra. Se relaciona con temas de subsistencia material, dinero y alimentación.

2- Chakra sacral (Svadhisthana)

Ubicado en el abdomen bajo, generalmente se le conoce como el chakra de la sexualidad. Su elemento es el agua, por lo cual se relaciona con nuestra capacidad de fluir e interactuar con los demás. Su color es naranja y su nombre significa ‘dulzura’. Un segundo chakra equilibrado supone una capacidad profunda de aceptación, así como de cultivar abundancia y placer en nuestra vida.  

3- Chakra del plexo solar (Manipura)

Ubicado en el abdomen superior, este chakra se refiere al autoestima, al poder personal y al control sobre nuestra vida: “yo puedo”. Su elemento es el fuego amarillo, por lo cual se asocia con la chispa de acción y voluntad. Es un chakra donde se encuentran lo mental y lo emocional.

4- Chakra del corazón (Anahata)

Éste es el centro de nuestro sistema energético y se resume en la afirmación: “yo amo”. Su color es verde y su elemento aire. Es un chakra donde se condensan las emociones profundas de compasión, generosidad y alegría interior en un nivel de conciencia superior al deseo sexual.

5- Chakra de la garganta (Vishudda)

Aquí yace nuestra capacidad de comunicarnos con claridad y verdad. Su color es azul y su elemento el éter. Se relaciona con la creatividad, el canto y la expresión de nuestras emociones. 

6- Chakra del tercer ojo (Ajna)

Su nombre significa ‘conocer’ o ‘percibir’ y se resume en la afirmación: “yo veo”. Su color es el índigo y su elemento la luz. Es un chakra que conecta las energías inferiores con los planos superiores de conciencia: la imaginación, la conciencia universal y la capacidad de tomar decisiones sabias. 

7- Chakra de la corona (Sahasrara)

Afirmación: “yo entiendo”. Su color es violeta o blanco y su símbolo el loto de mil pétalos. Es el plano más elevado de nuestra conciencia donde se vincula nuestro espíritu individual con la plenitud del espíritu divino. Generalmente se desarrolla durante la vejez.

 

Para una exposición detallada de los chakras recomendamos leer los libros de la experta Anodea Judith: “Cuerpo de oriente, mente de occidente” y “Nueva guía de los chakras”.

 

 

 

 

Artículo escrito por Daniel Matallana

Profesor certificado por la Yoga Alliance International

 

Foto: Ray Burr CyberPunk65

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment